Michoacán, al igual que todos los estados de la república, es un lugar que tiene sus encantos y uno de ellos es la Mariposa Monarca las cuales realizan un fantástico recorrido de entre 2,000 y 4,500 kilómetros de ida, y otros tantos de vuelta, de los bosques de Canadá y Estados Unidos a México.
Recorren alrededor de 120 kilómetros por día y realizan su viaje en 33 días, aproximadamente.
Llegan a Michoacán en el mes de noviembre y a finales de marzo, cuando alcanzan su madurez, emprenden su viaje de retorno a los países del norte.
Llegan en Michoacán a lugares que conocemos como “Santuario”, en este estado existen dos de ellos: El Rosario y Sierra Chincua.
El primero, es el santuario más grande de Michoacán, tiene un costo de $35 niños y $45 adultos, con un horario de 8:00 a 19:00hrs y puedes llegar allí subiendo por el cerro del Campanario, recorrido que tiene alrededor de 2km de distancia y puedes llegar a pie o a caballo, una vez que llegas allí tienes dos opciones; puedes recorrerlo por tu cuenta, o buscar un guía, pues ellos te contarán información y datos curiosos sobre esta especie tan especial.
Por otro lado, la Sierra Chincua, también conocida como “El llano de las papas” tiene un costo de 30 niños y $45 adultos, y es una zona fría en la cual tienes que caminar bastante antes de llegar donde las mariposas, sin embargo, a lo largo del recorrido encontrarás tres miradores con una increíble vista, ideales para tomar un par de fotografías. A diferencia del Rosario, la duración de la caminata en este santuario es más larga, por lo que es recomendable tener una buena condición física si quieres visitarlo.

Los Santuarios se encuentran a aproximadamente dos horas y media de la ciudad de Morelia.
En cualquiera encontraras antojitos, artesanías y baños públicos.

Recuerda que las zonas son frías para que vayas abrigado y con ropa cómoda.